porque-dejamos-de-sentir-amor
Desamor

Por qué Dejamos de Sentir Amor?

¿Por qué dejamos de amar?, ¿por qué un poderoso sentimiento que nos une de pronto se desvanece en el olvido?, ¿acaso el amor tiene fecha de caducidad?, entonces esto quiere decir que quizás ¿el juntos para toda la vida es una mera ilusión?

Todo sentimiento asociado a una persona, termina por extinguirse ya que lo que solemos sentir por otra persona, está muchas veces influenciado en nuestros instintos más básicos; al servicio de genes egoístas que simple y llanamente buscan replicarse y trascender. 

Nuestros sentimientos, nuestras emociones son muchas veces el producto de oscilaciones interiores, que no van a permanecer con el tiempo, lo que quizás implique que lo que nosotros conceptualizamos como amor, sea tan solo una manifestación del enamoramiento.

Y este último se termina, caduca, no es infinita sino que se acaba en algún punto.

Lo que se acaban son las emociones; el amor se cultiva.

El amor como tal no es solo un cóctel de reacciones sinápticas en nuestro cerebro, compone la voluntad de dos personas de mantener ese incentivo vivo, en tanto que deben emplear sus esfuerzos, tiempo y creatividad en hacer que la relación funcione, y lejos de ser presas adormecidas de la dopamina, el amor es sobre voluntad. 

Cuando el amor se acaba, lo que realmente se acaba es la voluntad de continuar, es el descuido de una relación que surgió solo motivada por las emociones que esta ofrece, pero sin que exista un proyecto real de vida. 

Cuando nosotros nos dejamos embaucar por las emociones sin que existe entre nosotros y la otra persona algo más trascendental que la emoción; esa relación entonces ya está destinada a morir en un momento, día y hora dado. 

Siendo cautivos de nuestras emociones podemos quedarnos atrapados por las caricias de otra persona, y en suma nuestra pareja; controlada por emociones furtivas, puede llegar a sentir atracción por otra persona y dejarse entregar por dichas emociones y pensar: “esto que siento es amor”.

La realidad es que el amor va más allá de ser solo una manifestación de nuestra consciencia o de meros procesos cerebrales. Es el constructo de un futuro a la par de una persona que realmente embona en nuestras vidas, como nosotros embonamos en la de ella. 

El amor es un proyecto conjunto

No sólo basta con lo que se siente, sino qué tan saludable es cuando se ama. La trascendencia de una relación estriba en el significado racional que este tiene, a la par de significado emotivo y pasional que ofrece. 

En tanto que nosotros tenemos que preguntarnos si la otra persona comparte con nosotros los mismos valores, o al menos la mayoría; si esta tiene una visión compatible con la nuestra, qué nos aporta, qué negativas tiene con las que tenemos que lidiar, hacia dónde ira la relación dentro de 10 ó 20 años. 

Hacer una valoración de la relación y entender el significado que tiene para nosotros, nos dará el combustible que necesitamos para hacer que esta pueda funcionar y durar. Si una relación es solo emoción, entonces solo pasará a ser una historia más de tantas o de pocas que adoran nuestra recamara, y así debemos aceptar que ciertas personas están destinadas a querernos pero no a quedarse con nosotros. 

Escritor y Narrador en Belifers, soy un estudiante común de Ciencia y un poco de Filosofía. Soy la voz en varios de los videos que se hallan en Belifers y aquí publico los artículos que considero interesantes, espero que este espacio te guste.

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *