Cómo superar una ruptura de pareja de muchos años
Desamor

Cómo superar una ruptura de pareja de muchos años

Cómo superar una ruptura de pareja de muchos años, ¿qué hacer con tantos sentimientos?, ¿qué se hace con los recuerdos acumulados a lo largo de décadas de amor incondicional?, al igual que una relación efímera que muere en sus años jóvenes y prósperos; una relación de antaño, añejada con el paso de los muchos años, también debe ir por el mismo sitio.

En este artículo quiero enseñarte los pasos que debes dar para superar un rompimiento de pareja; a su vez te guiaré por un camino donde conocerás cada una de las etapas que pasarás en tu proceso y cómo superar cada una de ellas. 

Además de eso te voy retar para emplees esta ruptura para reconstruir tu vida, tu autoestima y finalmente veas que una ruptura no es para nada un evento catastrófico; sino antes bien, que te trae muchas bondades. 

Cómo superar una separación de pareja de muchos años

Cómo superar una ruptura de pareja de muchos años con hijos, como superar una ruptura de pareja a los 60 años; como lo indiqué no importa si la relación es efímera, de pocos meses, de muchos años, con hijos, sin hijos, con mascotas o sin mascotas; la realidad es que la receta siempre será la misma. 

Para ello tienes que prestar atención a todas las etapas del duelo, porque de ellas dependerá el que pueda desprenderte de una relación de años y la puedas soltar sin mucho dolor; aunque cabe indicar que toda ruptura es en sí misma dolorosa; lo que buscamos aquí es que duela lo menos posible y que podamos superar la ruptura. 

Etapas del duelo amoroso.

El duelo amoroso se compone de varias etapas y en cada una de ellas, tenemos que saber qué hacer para evitar caer en los errores que generalmente cometemos. Empecemos por la primera:

Fase de Negación.

Es una etapa en donde negamos que la ruptura se ha dado, es una etapa en donde buscamos la manera de asumir o quizás pensar que aún seguimos estando con nuestra pareja sin importar que esta ya se ha marchado de nuestra vida. Por lo general nos aislamos sumergidos en el dolor, que tratamos de disfrazar. 

Esta etapa es importante ser conscientes de que la relación ya no es fructífera para nosotros; y es aquí donde tenemos que evitar cometer el error de pelearnos con nuestros amigos o familiares; ellos están aquí para ayudarnos no para atacarnos. Así, procuremos escuchar, antes de sentirnos amenazados. 

Fase de Ira.

La fase de ira es una de las etapas que se manifiestan por culpar a la pareja de la ruptura o bien culparse a uno por el fracaso de la relación, incluso podemos llegar a adoptar posturas lesivas contras nuestros propios hijos, buscando así lastimar y herir a nuestra ex pareja.

El error que deberemos evitar aquí es meter a nuestros hijos en fuego cruzado, y entender que la culpa no es de nadie; no importa qué tan bien hallamos aplicado los consejos de algún manual matrimonial o de crianza; las relaciones aún más sólidas pueden quebrar. 

Así evita culparte y culpar, comprende que todo eso sucede por alguna razón que por ahora es incomprensible, y solo ganará sentido cuando vemos las cosas hacia atrás. Así que uno de los consejos para aliviar el dolor de esta fase es comprender que las rupturas son comunes y todos las debemos afrontar. 

Fase de Negación.

Una vez que hemos superado la etapa de ira, podemos caer en dos caminos distintos; el primero, es aquel en donde nos dirigimos hacia el siguiente escalón de la ruptura; maduramos y crecemos, pero el otro; el otro es complicado, y es cuando de propia iniciativa nos sentimos tentados a regresar a la relación.

Aceptar las condiciones del otro, tolerar una tóxica y finalmente seguir atrapados en la relación. Desde la etapa uno, hasta esta etapa el no contacto o contacto cero; será de vital importancia para impedir recaer, superar el síndrome de abstinencia y finalmente seguir hacia la siguiente etapa. 

En resumen, deberás emplear esta etapa para crecer, trabajar en tu autoestima; para ello será necesario que tomes en cuenta el → Reto de Amor Propio de Rolando Goicochea ← un programa excelente que te ayudará a superar estos procesos. 

Fase de Depresión.

Esta etapa se caracteriza por una sensación de abandono total y la esperanza por un nuevo amor; llegamos a sentir que nadie nos puede amar y finalmente damos por sentado que perdimos y que cualquier intento de amar; solo llevará a una ruptura. 

Así el error que debemos evitar aquí, es creer que una ruptura nos define. Aquí es necesario entender que somos capaces de avanzar y consolidar una relación no importando que esta halla fracasado; mientras haya vida, hay oportunidad. 

Fase de Aceptación.

La fase de aceptación se describe como el punto en donde hemos asimilado la ruptura como algo natural en la vida de toda persona y habremos por fin liberado nuestro corazón y mente del dolor. Para llegar a este punto deberemos entonces:

  • Trabajar en Nuestra Autoestima.
  • Alejarnos de Nuestra Ex Pareja
  • No comprometer a nuestros hijos.
  • Evitar sentirnos desdichados por la ruptura.
  • Ser pacientes, ya que la fase de aceptación; llegará. 

Escritor y Narrador en Belifers, soy un estudiante común de Ciencia y un poco de Filosofía. Soy la voz en varios de los videos que se hallan en Belifers y aquí publico los artículos que considero interesantes, espero que este espacio te guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *